Desafios

Desafios de la Zona

Las playas de Juanchaco, Ladrilleros y La Barra ubicadas en el Sur de la Costa Pacífica Colombiana, vienen sufriendo un gran impacto ecológico por  las basuras que llegan a este lugar  atravez de la marea. Estas playas son el hogar de una gran variedad de especies y culturas únicas en el mundo, que se están destruyendo a un ritmo acelerado provocando daños irreversibles.  Un buen ejemplo  de esto es el de las ballenas jorobadas que viajan aquí cada año desde la Antártida para dar a luz a sus crías. El acomulamiento excesivo de las basuras en el mar  genera un gran peligro a su sobrevivencia, ya que el plastico esta siendo confundido como alimento y al ser ingerido provoca la intoxicacion y muerte de estos seres. Otro ejemplo es que las comunidades pertenecientes a esta área han tenido que enfrentar este grave problema, sin contar con los conocimientos y  métodos adecuados. Las unicsa soluciones que ellos han encontrado han sido la quema de basuras o el entierro de ellas. En general el acomulamiento de basuras en las playas ha sido un gran dilema economico para los habitantes de esta region,  pues el turismo que es una de sus bases de ingreso principal se ha reducido  notablemente por esta razon.

Mas informacion acerca de la problematica sobre el plastico Global:

Estudios recientes han demostrados que el océano pacifico tiene la más grande concentración de desechos de los océanos del mundo. En la zona conocida con El gran parche de basura del Pacífico la concentración de plástico puede ser 7 veces mayor que la de plancton. El problema es que el plástico no desaparece, simplemente se foto degrada lentamente, en trozos cada vez mas pequeños las cuales son altamente tóxicos y que son consumidas por la fauna marina que los confunden con sus alimentos. El plástico no solo se convierte en una presa también puede ser un depredador al quedar muchos animales atrapados en redes, anillos de cerveza, etc.  Esta “gran sopa de Plástico” no solo toxica para los animales marinos sino que al ser estos parte de nuestra cadena alimenticia incluso nos afecta a nosotros los seres humanos.

El problema de la contaminación de los océanos es sumamente difícil de resolver considerando que esta “sopa de plástico” se ubican en aguas internacionales. Ningún país se responsabiliza por este mal, ni existen leyes que los sancionen. Limpiarlo es prácticamente imposible no solo por el costo que representaría sino por la extensión del problema. La solución es prevenir que más plástico entre en la aguas, de ahí la importancia de llevar a cabo este proyecto en Juanchaco.  A través de la educación de la población y la creación de leyes que refuercen un manejo adecuados de los desechos sólidos, promuevan empaques y productos biodegradables que reemplacen los plástico, se pueden dar los primeros pasos para disminuir la cantidad de plástico que entra en el océano pacifico.